lunes, 2 de noviembre de 2009

Día de los Muertos


En México, el Día de los Muertos en una festividad realmente importante. Nuestra forma de ser y humor nos lleva a reírnos de todo, incluso de nuestro propio dolor.

Cuando el Día de los Muertos se acerca, las calles comienzan a llenarse de color y de calaveritas. En los mercados se pueden encontrar toda clase de dulces y adornos típicos de la fecha.

Una de las actividades más importantes es la puesta del Altar para honrar a nuestros difuntos. Existen muchas "normas" para colocar los objetos de los mismos, pero lo que realmente importa, es el devoción y el cariño con el que se haga.

Los altares se componen con artículos como velas que representan la luz en el camino, flores de cempazúchitl que son conocidas también como "las flores de los muertos" que con su color naranja ayudan a trazar el camino de las almas, papel de china de colores para alegrar la llegada, agua para calmar la sed, sal para purificar y los alimentos favoritos de nuestros difuntos.

La leyenda cuenta que los platos que ofrendamos, después de que nuestros seres hayan venido a visitarnos si los probáramos no tendrían sabor alguno, pues su alma se "bebió" la escencia de los mismos y ha dejado sólo la parte material de éstos.

En los altares también se ponen dulces típicos como las calaveritas de azúcar y el Pan de Muerto. Sin olvidar por supuesto la foto del fallecido y algún simbolismo religioso como alguna cruz.

Algunas familias montan el altar en casa y otras lo hacen directamente en la tumba del fallecido y hay personas que hasta llevan serenatas al cementerio para que los mariachis les canten las canciones favoritas a ese familiar que ya no está físicamente con ellos, pero sí de espiritu y alma.

En México, se considera que este es un día para festejar no para estar tristes, pues nuestros seres queridos se han marchado a un sitio mejor, del cual hacen un largo camino cada año para venir a visitarnos y compartir con nosotros la felicidad que es el que nosotros sigamos vivos y el que ellos hayan formado parte de nuestras vidas. Es el día en que se une el mundo de los vivos con el de los muertos.

**La foto fue tomada en S'Excoxador(Palma de Mallorca) en un altar hecho por mexicanos que viven en Mallorca el domingo 1 de Noviembre 2009.

No hay comentarios: