lunes, 2 de noviembre de 2009

Pan de Muerto

El Pan de Muerto es el pan típico de la festividad del Día de los Difuntos en México. Su forma, intenta simular un esqueleto "hecho bolita" en el que se puede apreciar en la parte superior los brazos, la piernas y la bola del centro la cabeza. Tiene un sabor delicioso y se suele acompañar de Chocolate Caliente o Atole.

Ingredientes:
40 grs. de Levadura Fresca
6 Tazas y 2 Cucharadas de Harina
1/2 Taza de Agua Tibia
2 Cucharaditas de Azúcar
5 Yemas de Huevo
5 Huevos
1 Lata de Leche Condensada
3 Cucharaditas de Aroma de Azahar
300 grs. de Mantequilla
1 Pizca de Sal
1/4 de Taza de Infusión de Anís (Ponemos a hervir un poquito más de 1/4 de taza de agua, cuando rompa a hervir agregamos una cucharadita de anís, apagamos el fuego y dejamos reposar 10 minutos y colamos).

Para decorar:
1 Clara de Huevo
5 Cucharadas de Agua
3 Cucharadas de Azúcar y más Azúcar al gusto.

Preparación:
Sacamos la mantequilla para que se ablande a temperatura ambiente.

Ponemos en un tazón (de cereales, por ejemplo) la levadura y la rompemos con el tenedor y le agregamos las dos cucharadas de harina En el agua tibia disolvemos el azúcar y agregamos un chorrito de ésta a la levadura. Batimos con el tenedor o la varilla manual hasta que quede bien mezclamos y agregamos el resto del agua con el azúcar. Mezclamos otra vez. Ponemos a reposar ésta mezcla hasta que le salgan burbujas por encima.

Cuando tengamos la levadura lista. En una mesa engrasada con un poco de aceite y una servilleta, ponemos las 6 tazas de harina. Hacemos un volcán y en el centro agregamos la mantequilla (que tiene que estar blanda), las 5 yemas, los 5 huevos, la leche condensada, el azahar, el anís y la pizca de sal. Mezclamos todo con las manos llevando los bordes de harina hacía el centro como envolviendo el resto de ingredientes. Amasamos hasta que no se nos pegue en los dedos formando una bola.

Cogemos un bowl de aluminio o una olla, la engrasamos y ponemos dentro la masa, hacemos un corte en forma de cruz en la parte de arriba (no muy profundo), tapamos con trapo húmedo y dejamos reposar unas dos horas. En ese tiempo la masa tiene que hacer crecido y la cruz haberse borrado.

Ponemos la masa en una mesa enharinada y le damos golpecitos para sacarle el aire que haya podido coger.

Separamos una pequeña parte para hacer los huesitos. Separamos las porciones de los panes que queremos hacer dependiendo del tamaño. Con esta masa me salieron 4 panes pequeños y 1 mediano.

Hacemos la forma de los panes, le pegamos los huesitos y los colocamos en las bandejas que los vayamos a hornear. Yo como tengo un horno pequeño, he puesto el pan mediano en una bandeja y dos pequeños en otra y los otros dos en otra. Separados un poco porque ahora los tenemos que dejar reposar 40 minutos antes de seguir.

Mi horno tiene una bandeja, la cual engrasé y enhariné para poner el mediano. Y una rejilla, en la cual puse encima un trozo de papel de hornear cortado del tamaño y encima dos panes pequeños. Corté otro trozo de papel y coloqué los otros dos panes pequeños. Lo tengo que hacer así para dejarlo listo e ir horneando en tandas. Pero todo depende de su horno.

Horneamos unos 25 o 30 minutos. Sabremos cuando esté si al clavarle un palillo sale éste limpio.

Disolvemos las 3 cucharadas de azúcar en las 5 de agua. Y cuando los panes estén listos les untamos este almíbar y mientras siga húmedo espolvoreamos más azúcar. ¡Y listo! Este pan es laborioso por los tiempos de espera, pero en general es bastante fácil de hacer.

¡Feliz Día de los Muertos!... suena raro, pero es que no tiene que ser un día triste. Yo me comeré un panecito a salud de mi mami y mi mamá, por una vida eterna feliz para ellas y por una vida larga, saludable y feliz para los que aún seguimos aquí. ¡Buen Provecho!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola sucre! eso tiene muy buena pinta, lo intentaré hacer, pero ya sabes que yo soy muy abierta, por si te sobra un trocito. je, je

Lala Boyano dijo...

Ay Flooorr!! a la próxima pon el nombre hombre! y sino fuera porque vives tan lejos te llevaba uno, pero es que hijaaaa!! mudate más cerca y que ya sabes que yo comparto. La verdad es que sí que me quedó bueno. JL no estaba muy por la labor porque el nombre le escarrufaba pero cuando lo vió y lo olió dijo "mmmhhh... tiene buena pinta" y le gustó!! Gracias por tu comment!! Besitos!!

José Luis dijo...

Este pan es la muerte!!!! :)

Ya en serio, esta muy bueno es como un suizo pero con menos sabor a naranja.
La única pega el nombre.