martes, 24 de noviembre de 2009

Pizza Mexicana


La Pizza me parece un plato divertido e ideal para compartir con la familia y los amigos. Aquí les presento una versión personal al estilo mexicana (¡cómo no!). Pero sino les acaba de convencer pueden seguir las instrucciones de la masa y la salsa y cambiar el relleno por el que más les apetezca, ya que la masa de pizza ¡acepta casi todo!.


Ingredientes:
Para la Masa:
250grs. de Harina
20grs. de Levadura Fresca
200ml de Agua Tibia
3 Cucharadas de Aceite de Oliva
1 Pizca de Sal
1 Pizca de Azúcar

Para la Salsa:
200grs. de Tomate Triturado
1 Cucharada de Aceite de Oliva
1/2 Ajo
1/2 Cucharadita de Azúcar
Sal
Orégano

Para el Relleno:
200grs. de Carne Picada
1 Cucharada de Aceite
1 Tomate
1/2 Cebolla
1/2 Pimiento Verde
1 Pimiento Picante Rojo fresco (Chile Rojo, se pueden comprar en la sección de verduras de Carrefour)
2 Chucharas de Cilantro Picado
200ml de Caldo o Agua
1 Paquete de Queso Mozarrella para Pizza (el que ya viene en hilos)
Sal
Pimienta

Preparación:
Primero haremos la masa, para ello disolvemos la levadura en el gua tibia con ayuda de un tenedor. Luego en una mesa o tabla grande limpia, cernimos la harina haciendo un volcán y le incorporamos la sal, el azúcar, el aceite y un poco del agua con la levadura. Empezamos a amasar y conforme lo vayamos sintiendo necesario vamos echando el resto del agua.

Nos lavamos las manos para quitar los restos de masa de los dedos, las secamos y las empolvamos de harina para seguir amasando (esto ayudará a que no se nos pegue más) hasta que consigamos una masa elástica (como en 7 minutos, depende de cada uno), dejamos reposar una media hora y para ello tapamos la masa con un trapo.

Por lo pronto podemos preparar el relleno y poner a calentar el horno a 200ºC. Calentamos una sartén con el aceite, picamos la cebolla, el pimiento verde, el pimiento picante y el tomate. Sofreímos a fuego bajo primero la cebolla y antes de que se ponga transparente, echamos los pimientos, sofreímos un poco más e incorparamos el tomate. Lo freímos un poco más todo junto y agregamos la carne salpimentada, dejamos que se haga un poco y por último, le ponemos el cilantro picado y el caldo (siempre tiene más sabor si lo hacemos con caldo, pero sino tenemos hecho, podemos poner agua), tiene sólo que cubirir la carne. Dejamos que se termine de hacer a fuego medio hasta que se haya consumido todo el caldo.

Mientras se termina de hacer la carne hacemos la salsa, ponemos en una sartén pequeña a fuego medio el aceite y freímos el trozo de ajo (la mitad entera porque es sólo para darle sabor y así será más fácil sacarlo), lo retiramos de la sartén cuando ya esté frito e incorporamos el tomate y le agregamos la sal, el orégano y el azúcar (ésta última sirve para quitarle un poco de acidez al tomate). Removemos y cuando empiece a hacer burbujas (no hierve del todo porque es espeso), bajamos al mínimo el fuego y lo dejamos 5 minutos para que coja sabor y apagamos.

Cogemos la masa y con las manos enharinadas volvemos a masar un poco y luego procedemos a estirar con un rodillo para darle la forma de la pizza. Vamos girando la masa para que tenga la forma más redonda posible. Cuando tengamos el tamaño deseado, engrasamos y enharinamos una bandeja para pizza, ponemos la masa y la horneamos 5 minutos.

Retiramos la masa del horno y con cuidado de no quemarnos, le ponemos la salsa, 3/4 del paquete de queso, luego la carne y el resto de queso por encima. Horneamos unos 15 0 20 minutos y sacamos la pizza del horno cuando la masa y el gratinado tengan el color deseado.

A mí me gusta hornear un poco la masa antes de montar la pizza porque otra veces que he intentando hacerlo todo de golpe, la masa me quedaba blanda por en medio. Supongo que será mi horno que es pequeño, no es un horno grande de estos buenos, no lo sé. Pero sé que así me funciona. Si a ustedes les sale bien de la otra forma, por favor, háganmelo saber porque así sabré si es el horno o es la cocinera ;)

¡Buen Provecho!

No hay comentarios: