martes, 12 de enero de 2010

Pasta Fresca

Como he mencionado alguna vez, me encanta la pasta, así que me impuse el reto de hacerla yo misma. Ya les advierto que es muy laboriosa pero nada díficil, sólo se necesita un poco de habilidad (que se coge con la práctica) y paciencia. En la foto se ven tres colores de pasta, de izquierda a derecha son de : espinacas, normal y tomate.

En la foto sale también una laminadora, la cual quise sacar porque ahorra mucho esfuerzo y sólo cuesta entre 35 y 40€. La mía viene con el accesorio para hacer además de láminas, espaguettis y tengo entendido que se pueden comprar más sueltos.

La regla de oro para la pasta es que por cada 100grs. de harina usamos 1 huevo.

Ingredientes para Pasta Espinacas:
300grs. de Harina de Fuerza o Harina Fuerte
150grs. de Espinacas (las cocemos en agua hirviendo con sal durante 10 minutos, escurrimos MUY bien y las picamos bien finitas o las pasamos por la batidora)
2 huevos

Ingredientes para Pasta Normal:
300grs. de Harina de Fuerza o Harina Fuerte
3 Huevos

Ingredientes para Pasta de Tomate:
300grs. de Harina de Fuerza o Harina Fuerte
50grs. de Tomate Triturado
2 Huevos

Preparación:
Cuando hayamos escogido de que sabor la vamos a hacer sólo tenemos que mezclar los dos o tres ingredientes de la lista sobre una mesa o en un cuenco grande. Va mejor si lo hacemos con ayuda de una amasadora, porque aunque no intregren del todo bien los ingredientes (a mí se me hacían bolitas de masa), después amasando a mano es más fácil integrarlo todo.

Se tiene que amasar todo hasta que nos quede una masa lisa. En el caso de las espinacas si las hemos picado no quedará lisa del todo, pero lo más parecido. Si amasamos sólo con las manos serán como 10 minutos, en cambio si lo hacemos con una amasadora, serán como 2 minutos de amasadora y 3 a mano.

Cuando tengamos la bola de pasta lisa, la envolvemos muy bien en film transparente y la dejamos reposar en el frigo durante una hora.

Para hacer la forma deseada, cortaríamos una loncha (porción) de la bola y trabajaríamos con ella, primero un minuto con la mano y luego ya sea con el rodillo o con la laminadora. A mí me gustan las láminas un poco gruesas en la lasaña, para poder saborear la pasta cuando la como, así que pasa lasaña la hago como de 2 milímetros y si es para otro clase de pasta como lacitos o raviolis es mejor entre 1 y 1,5 milímetros.

No hay comentarios: