domingo, 28 de febrero de 2010

Tarta de Queso con Fresas


Ésta es la tarta favorita de mi marido y es que después de los macarrones de la semana pasada, se merecía una recompensa. Y que mejor que ahora que es tiempo de fresas para hacer ésta deliciosa receta.

Ingredientes:
300 Gramos de Queso Crema para Untar (Philadelphia)
2 Huevos
1/2 Lata de Leche Condensada
Unas Gotitas de Vainilla
100ml de Nata
1 Taza de Azúcar
1/2 Taza de Harina
1/2 Cucharada de Mantequilla
1 Masa de Hojaldre Refrigerada
250grs. de Fresas
1 Taza de Agua
1 Cucharada rasa de Maicena

Preparación:
Sacamos la masa de hojaldre a temperatura ambiente 5 o 10 minutos, mientras que se caliente el horno a 200ºC.

En el molde donde vayamos a hacer la tarta, horneamos la masa unos 5 o 7 minutos en la parte media del horno, de forma que no esté bien hecha, pero si que se haya empezado a cocer.

Preparamos en relleno en lo que horneamos la masa, para ello separamos las yemas de claras. Las yemas las ponemos en un cuenco grande y las mezclamos junto con el queso, la mantequilla, la vainilla y la leche condensada. Por último le agregamos la harina tamizada y mezclamos bien con la espátula asegurándonos de que no quedan grumos.

Montamos las claras en un cuenco pequeño con ½ taza de azúcar (la otra media la reservamos para la cubierta) y a parte en otro cuenco sólo la nata.

Luego agregamos la nata a la mezcla del queso con movimientos envolventes y hacemos lo mismo con las claras. Que todo quede bien integrado.

Cubrimos la masa con esta mezcla y horneamos en la parte media del horno, ésta vez a 180ºC durante 25 o 30 minutos o hasta que clavándole un palillo, éste salga limpio. Si vemos que a los 20 minutos se ha tostado ya el borde, el tiempo restante podemos dejar encendida sólo la parte de abajo del horno, así se hará el relleno y no se quemará el borde.

Podemos ir preparando la cubierta de fresas. Lavamos las fresas, les quitamos las hojas y las cortamos a lo largo en rodajas. Ponemos a fuego medio una cacerola con 1 taza de agua y ½ de azúcar, removemos hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Bajamos el fuego, agregamos la maicena y removemos bien. Dejamos a fuego bajo hasta que hierva y luego echamos las fresas. Las dejamos al mínimo durante 5 minutos removiendo de vez en cuando. Pasado ese tiempo, apagamos el fuego y dejamos reposar 5 minutos más.

Cubrimos la tarta con las fresas y su almíbar, procurando que quede toda la superficie cubierta. Posiblemente no necesitemos todo el almíbar, así que no tenemos que echarlo todo. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y ya podemos disfrutarla.

2 comentarios:

jose luis dijo...

Excelente tarta!!
Para chuparse los dedos. Lo único malo de esta tarta es que no hay fresas todo el año. Aunque en parte mejor porque sino estaría comiéndola todo el año. Si podéis, no dudéis en intentar hacerla.

Vero dijo...

He tenido el placer de probar esta mágnifica tarta y debo decir que todavía no he bajado de la nube. Que sabor y que textura! Impresionante!!