sábado, 24 de julio de 2010

Tarta de Queso Neoyorquina de Chocolate Blanco


Esta receta la saqué del libro "101 Recetas del Mundo" de la Editorial Grijalbo. Me lo regaló Vero (una de mis mejores amigas) el día de Sant Jordi, en la Feria del Libro 2010 (¡Gracias Bella!) En la foto del libro la tarta tiene un aspecto un poco diferente, ya que da la sensación de tener una cubierta de chocolate blanco, sin embargo la explicación dice "adornar con virutas de chocolate blanco". El texto no está copiado exactamente igual porque lo adapté un poco, pero he respetado la receta casi al pie de la letra.


Ingredientes:

200grs. de Galletas de Chocolate (yo compré las de los Simpson, que vienen como en un brick de leche)

50grs. de Mantequilla

600grs. de Queso para Untar (p.e. Philadelphia)

200ml de Crème Fraíche (nata espesa para cocinar)

200 grs. de Azúcar

20 grs. de Maicena (Fécula de Maíz)

220grs. de Chocolate Blanco

½ Cucharadita de Vainilla

3 Huevos

Virutas de Chocolate Blanco y Negro para decorar


Preparación:

Calentamos el horno a 140ºC.


Cubrimos el fondo de un molde desmontable con Papel Vegetal. Trituramos las galletas (podemos hacerlo en el mortero con en una batidora de vaso), derretimos la mantequilla en una sartén y agregamos las galletas, revolvemos y tostamos un poco.

Forramos el fondo del molde con la galleta picada, ayudándonos de una cuchara y metemos al congelador en lo que preparamos el relleno para que se enfríe y se endurezca un poco.


Batimos en un tazón los 3 huevos con ayuda de un tenedor y reservamos. Mezclamos el queso y la nata con la batidora de varillas, luego agregamos el azúcar, la vainilla, el chocolate blanco derretido y la maicena, cuando esté un poco cremosa la mezcla le echamos los huevos y batimos bien hasta que todo quede integrado.


Vaciamos el relleno suavemente sobre la base de galleta repartiéndolo uniformemente. Horneamos durante una hora y diez minutos. Por encima cambiará de color y se verá doradita, pero cuando la cortemos tendrá una consistencia cremosa que se deshará en la boca.


En el libro pone que la debemos dejar de una a dos horas en el horno cuando termine el tiempo de cocción. Advierte de la importancia de que se enfríe bien antes de desmoldar. Yo la dejé casi una hora en el horno y otra hora a temperatura ambiente. La decoré con las virutas de chocolate (yo mezclé blanco y negro, aunque en el libro ponía sólo blanco, pero es que creía que sería más vistosa de dos colores), la metí al frigo un rato (como una hora más) y la desmoldé.


¡Está buenísima!