domingo, 24 de abril de 2011

Pan Pita y Kebab


¡Me encanta el Kebab! Mis favoritos son el de Anatolia (C/Julián Alvarez – Palma de Mallorca) y el del Molino Encantado (C/Industria, 2do Molino – Palma de Mallorca) Son completamente diferentes pero los dos me encantan. Me inspiré en ambos, de hecho la salsa es la receta de la que usan en el Molino (aunque a mí no me quedó tan buena como la de Marina), prueben de hacerlo, que aunque la explicación es larga es mucho más fácil de hacer de lo que parece.

Ingredientes:
Pan Pita
250grs de Harina de Fuerza
100ml de Agua Tibia
15grs de Levadura Prensada
1 Pizca de Sal
1 Cucharadita de Aceite de Oliva

Relleno
300grs de Carne de Cerdo, Ternera o Pollo
Mezcla de especias Ras el Hanout
Sal
Aceite
Col Lisa
Col Lombarda (Morada)
Lechuga Iceberg
Zanahoria
Cebolla

Salsa
200ml Mayonesa
200ml Nata Espesa
1 Manojito de Cilantro
Perejil
3 dientes de Ajo
Sal
Agua

Preparación:
Comenzamos preparando la masa para la Pita. Deshacemos la levadura en el agua tibia, agregamos la harina, la sal y el aceite. Mezclamos todo muy bien hasta que nos quede una masa suave que no se nos pegue en los dedos. Dejamos reposar en un lugar cálido y sin corrientes de aire unos 30 o 40 minutos que doble su tamaño.

Por lo pronto cortamos la carne en láminas lo más fino que podamos (depende de nuestra habilidad y nuestros chuchillos) y condimentamos con sal y una cucharadita de Ras del Hanout. Mezclamos bien para que todo quede bien impregnado y dejamos reposar.

Cortamos las verduras en juliana. No he puesto cantidades porque eso depende de cada uno, a mí por ejemplo me gusta con mucha verdura, pero a mi marido menos y hay veces que preferimos unas que otras.

Para la salsa picamos bien finito el cilantro, el perejil (pondremos la misma cantidad de ambos, por eso no puse un manojo de perejil, porque aquí en España son mucho más grandes los de Perejil que los de Cilantro), el ajo y mezclamos con la nata y la mayonesa, echamos un poquito de sal y el agua la vamos poniendo depende de cuan líquida queramos la salsa. Si la queremos espesa, nos olvidamos del agua. Podemos ayudarnos de alguna picadora, pero ojo porque si la ponemos en el vaso de la licuadora quedará verde y no tendrá trozos de cilantro ni de perejil, ya que se habrá batido todo.

Calentamos el horno a unos 230ºC.

Pasado el tiempo de espera de la masa, la podemos dividir en 2 o 3 bolas (yo lo hice en dos porque era plato único y salieron bastante bien de tamaño) amasamos y le damos forma redonda pero no la tenemos que dejar muy fina que luego se tiene que inflar para poderlas cortar por en medio y así rellenarlas.

Las horneamos durante unos 5 o 7 minutos. Mi horno calienta mucho así que estuve pendiente porque no tienen que quedar doradas ya que si no se romperán al abrirlas.

Hacemos la carne en una sartén con aceite bien caliente (con una cucharada generosa de aceite basta) a fuego medio, en unos pocos minutos estará, ya que los trozos son pequeños.

Al sacar el pan del horno, hay que tener mucho cuidado porque estará muy caliente y al abrirlo saldrá mucho vapor.

Rellenamos la pita con la verdura, la carne y la salsa. Y ya tenemos nuestro kebab casero :D

No hay comentarios: