domingo, 19 de junio de 2011

Chili con Carne


Recuerdo que la primera vez que probé el Chili con Carne fue en el restaurante del Baby’O en Acapulco. Era parte de la guarnición de un Omelete de Champiñones y lo suficientemente condimentado y picante como para despertar a un muerto.
En la mayoría de las recetas que he leído de Chili, se usan alubias y tomate de bote. Pero yo he querido darle un toque especial  cocinando yo misma las alubias y usando tomates naturales.

Ingredientes:
300grs Alubias Rojas crudas (Frijoles Bayos) puestas a remojo la noche anterior.
500grs Carne Molida Ternera/Cerdo

1 Cebolla
3 Dientes de Ajo
1 Pimiento Rojo
1 Pimiento Verde
400grs Tomate Natural
1 Cucharadita Comino
1 Cucharadita Canela
1 Pizca de Azúcar
3 Hojas de Laurel
1 Lt de Caldo de Carne o en su defecto 2 Pastillas de Concentrado de Carne y Agua
Sal
Pimienta
Aceite de Oliva
2 Guindillas Frescas

Preparación:
Picamos la cebolla, el ajo y los pimientos. No importa que los trozos no sean muy pequeños, pues pasarán tanto tiempo al fuego que se acabarán deshaciendo igualmente. Ponemos en una sartén alta un chorro generoso de aceite y echamos la cebolla y ajo cuando esté bien caliente. Cuando ya comience a cambiar de color, agregamos los pimientos y sofreímos a fuego bajo dándole vueltas cada poco.
Agregamos la guindilla picada, la carne y los condimentos (cuidado con la sal, ya que si usamos caldo comprado o pastillas de concentrado estos suelen tener más sal que lo hecho en casa). Damos un par de vueltas y cuando la carne comience a coger color,  echamos los tomates picados en trozos y la pizca de azúcar.
Por último, le escurrimos el agua de remojo a las alubias, las enjuagamos y las agregamos a la carne,  removiendo bien para que todo se mezcle. Agregamos el caldo hasta que queden bien cubiertas , tapamos y dejamos a fuego alto hasta que comience a hervir, que es cuando bajaremos el fuego al mínimo.
Dejamos cocer durante una hora y media, vigilando cada poco el agua durante la primera hora porque las alubias tienen que estar cubiertas para que se hagan. En los últimos treinta minutos destapamos para que el agua se vaya consumiendo y quede con caldito pero no caldoso.

Si se quiere ahorrar una media hora de tiempo, se pueden usar alubias y tomates de lata, pero a mí me apetecía hacerlo todo junto para que la carne cogiera el sabor de las alubias.
Se come acompañado de arroz y tortillas o como relleno en un pan pita.

No hay comentarios: