viernes, 30 de marzo de 2012

Sopa de Tortilla



Siempre ha sido una de mis sopas favoritas. Cuando estudiaba en la universidad, algunos sábados que tenía que ir a clase y cuando terminaba mi madre y yo nos encontrábamos en la Gran Plaza para ir a comer a VIP’S donde ¡¡¡la hacían deliciosa!!!

Ingredientes:
4 Tomates
1 Chile / Guindilla
Epazote
1 Trocito de cebolla  (1/8 de cebolla)
1 Litro  de Caldo de Pollo
Sal y Pimienta
Aceite de Girasol
3 tortillas de maíz (en México serían 4 porque son más pequeñas ¡y más buenas!)
Para Acompañar:
Aguacate
Queso Feta / Queso Fresco
Nata Fresca / Crema Espesa
Cilantro
Cebolla

Preparación:
Ponemos a hervir los tomates y el chile en el caldo de pollo hasta que estén tiernos y la piel se suelte con facilidad. Cuando estén los licuamos con el trozo de cebolla y todo el caldo de pollo de la cocción.

Ponemos la olla donde hervimos los tomates al fuego, asegurándonos de que se evaporen todas las gotas que hayan podido quedar porque luego tenemos que echar un chorrito de aceite para sofreír lo licuado pasándolo antes por el colador. Salpimentamos y echamos un par de hojas de epazote o media cucharadita si es del molido.

Dejamos la sopa al fuego para que hierva unos 10 minutos y coja todo los sabores. Por lo pronto cortamos las tortillas en tiras cortas y las freímos hasta que estén crujientes.

Si no tienen acceso a tortillas originales (como los que estamos fuera de México) hay que ir con ojo porque las que venden en las tiendas se queman con mucha facilidad.

Vamos preparando la guarnición: Cortamos la cebolla y el cilantro fijamente, machacamos el queso con un tenedor, sacamos la crema del frigo y cortamos el aguacate en cuadritos y disponemos de todos estos ingredientes en cuencos pequeños para cada uno coja lo que quiera.
Para servir, ponemos un puñado de las tortillas en un plato hondo y vertemos un par de cucharones de caldo y agremos cilantro, cebolla, queso, nata y aguacate a nuestro gusto.

¡¡Riquísima!! Y un plato muy típico de Mi México Lindo y Querido.