jueves, 20 de septiembre de 2012

Pozole Verde



El Pozole es uno de los platos típicos de Guerrero, el estado al que pertenece mi bello Acapulco, donde es costumbre el “Jueves Pozolero”. Ese es un día para compartir además de con la familia, con los amigos y compañeros de trabajo. Hay Pozolerías en plan casero, que sólo abren los jueves y los sábados y que están montadas en garajes de casas particulares. También hay restaurantes que los jueves sólo sirven Pozole y 3 o 4 platos más pero el resto de la carta no está disponible, porque es “¡¡¡Jueves Pozolero!!!”

Es un plato bastante consistente y lo hay verde, blanco y rojo (bien patrios que somos, ¡si señor!). Sus principales ingredientes son la carne de cerdo y los granos de maíz blanco.

Esta receta me la ha pasado una amiga del instituto, su nombre es Idania y le estoy muy agradecida porque por fin, he podido preparar este plato tan delicioso que tanto me gusta. Tuve que cambiar algunas cosas porque al vivir fuera de México no siempre se encuentra todo lo que se busca. Por cierto que a ella se le olvidó decirme para cuantas raciones salía y a mí preguntarlo. Y me salieron para 5 cuencos como los de la foto. Por suerte así tengo para otra vez porque aquí no se tira nada y menos de algo tan rico. Lo congelo y ¡arreglado!

Ingredientes:
500grs de Lomo o Pierna de Cerdo en Trozo
6 Hojas de Lechuga Romana (Méx – Orejona)
1 Manojo de Espinacas
2 Cucharadas de Epazote Seco Picado (creo que el original es fresco, pero en España sólo venden seco)
¼ Ramito de Cilantro
3 Tomates Verdes (yo compro los de ensalada bien verdes, que como ha he comentado alguna vez, al cocerlo evitamos que nos sienten mal)
1 Chile Verde
200grs de Pasta para Mole Verde
850grs de Granos de Maíz Blanco precocinados en lata
4 dientes de Ajo
½ Cebolla
2 Cucharadas de Granos de Cilantro
½ Cucharadita de Comino Molido
3 Pastillas de Concentrado de Caldo de Carne
Agua

Preparación:
Ponemos el trozo de carne a cocer en agua (que le cubra) con la cebolla, los ajos y las pastillas de concentrado. Cuando ya esté medio hecha (una media hora), le agregamos los granos (de los cuales habremos reservado unas 5 cucharadas para molerlas con más cosas).

En el vaso de la licuadora ponemos los granos que reservamos, el mole, los granos de cilantro, las ramitas de cilantro, el comino, la cebolla que hemos cocido con la carne, el chile y un poco del caldo de cocción de la carne. Licuamos y colamos en la olla donde se está haciendo la carne.

En el mismo vaso de la licuadora (ya vacío de nuevo) agregamos las hojas de lechuga, el manojo de espinacas, el epazote y los tomates verdes cortados en trozos, un poco de caldo de cocción, batimos y colamos de nuevo en la olla.

Ya tenemos todos los ingredientes juntos, ahora los dejamos hervir para se mezclen bien y espese un poco durante unos 30 minutos más.

Servimos el pozole bien caliente en cazuelitas de barro o cerámica y acompañamos con una buena botanita: limón, cebollita picada, orégano, queso fresco, chile de árbol seco y picadito, cortezas de cerdo (chicharrón), tostadas (de tortillas de maíz), aguacate, rabanitos, chiles jalapeños rellenos, etc. Y por supuesto, ¡una deliciosa Michelada!

¡Viva México!

2 comentarios:

Magda dijo...

qué maravilla de plato y yo sin saberlo. Me encanta la cocina iberoamericana. gracias por la receta, ya te diré cómo me ha salido.

Lala Boyano dijo...

Gracias Magda!! espero que te guste. La receta como he puesto en el blog, me la dio una amiga. Y la verdad es que me sentí como en casa cuando lo probé. Que lo disfrutes tú también y no olvides contarme qué tal ;)