lunes, 15 de julio de 2013

Mi querido Exprimidor de Limones



Desde hace tiempo tengo ganas de inaugurar la sección de "trastos útiles" de hecho tenía pensando poner otro artículo pero desde hace unas semanas que compré esté exprimidor de limones estoy que no quepo de alegría.

En México aunque le llamamos limones, nosotros usamos limas y hay unos exprimidores que se han querido introducir aquí en España sin mucho éxito que son muy útiles allí pero puesto que aquí los limones son enormes, puede que de cada 10 puede consigas meter 2 en el exprimidor. 

Personalmente no me gusta nada exprimir limones con la mano, me deja una sensación poco agradable incluso después de lavarme las manos (y eso que me encanta el olor a limón) y que se te vayan las semillas y eso. A tal grado que le pido a mi marido cuando está conmigo que me exprima los limones pero claro, no siempre puedo comer con él y hay veces que me tengo que exprimir los limones sola. 

Sé que hay gente que dirá "usa el exprimidor de naranjas" pero es que además de la pereza de ensuciar tremendo trasto por un triste limón, tienes que sujetarlo con la mano y te acabas ensuciando igual.

En cambio con este maravilloso invento que encontré en una tienda de chinos por 1,30€ sólo tengo que partir el limón, poner la mitad dentro, la tapa y restregarla, sin tocar el limón mientras lo hago. El jugo/zumo cae en el apartado de abajo sin semillas, sin ensuciarme y hasta tiene una boquilla para servir mejor el juguito. ¡¡Sencillamente me encanta!! y por un poco más de un euro :) 

¿Qué les parece? 

domingo, 14 de julio de 2013

Jardín de Cake Pops



Esta es la tarta que le hice a mi suegra para el día de las madres yu tengo que decir que le encantó a ella y a todos los presentes. Todo es comestible excepto los palitos de las piruletas (paletas).
 
Está compuesta por 16 cake pops que son de brownie, el trozo de parcela que tarta de zanahoria con su respectiva cubierta teñida de verde simulando el pasto y por último las vallas que son de galleta de chocolate.
 
Es una tarta que lleva tiempo por lo que hay que tomarnoslo con paciencia porque como se ve el resultado merece la pena, es muy bonita y está muy buena.
 
Necesitamos:
Brownie sin nueces
Tarta de Zanahoria
Cubierta Tarta de Zanahoria
Palitos
Galletas de Chocolate
1 Tableta de Chocolate Blanco Repostería
6 Onzas chocolate negro
1 Clara de Huevo
4 cucharadas de azúcar glas.
Colorantes concentrados en gel (verde para el césped y los otros a vuestra elección)
Virutas de chocolate, de colores, corazones almendra crocante para decorar.
 
Preparación:
La receta de la Tarta de Zanahoria la tenemos aquí. Hay que usar la mitad de los ingredientes ya que la parcela es pequeña. Se puede usar directamente un molde cuadrado o hacer uno redondo y usarlo así o cortar los bordes para darles forma. Lo mismo con el césped, el cual está hecho con la receta de la cubierta de la tarta pero lo teñí de verde con colorante en gel concentrado. Hay que ir agregando gotas hasta conseguir el tono de verde deseado.
 
Cuando la tarta se haya enfriado podemos decorarla con la crema verde usando una manga con boquilla de estrella para hacer ese efecto de césped y guardamos en el frigorífico.
 
La receta del brownie la tenemos aquí. La hacemos igual pero sin las nueces. Cuando esté listo lo sacamos del horno y esperamos a que se temple, no que se enfríe del todo pero si lo suficiente para no quemarnos las manos porque lo vamos a manipular con éstas.
 
Deshacemos el brownie con los dedos, echamos un poco de queso Philadelphia que no servirá de "pegamento" para poder formar las bolitas. Una vez hechas las metemos al congelador y las dejamos ahí una hora aproximadamente.
 
Este tiempo lo podemos aprovechar para hacer la masa de galletas como indica aquí. Usé la mitad de los ingredientes y en vez de 150grs de harina, puse 100 de harina y 50 de cacao puro en polvo. De esa forma as convertimos en chocolate. Guardamos la masa envuelta en film transparente durante mínimo 30min. en el frigorífico.
 
Fundimos 2 onzas de chocolate negro a baño maría (o en el microondas, como os vaya mejor) y mojamos la punta de un palito y lo clavamos rápidamente en una de las bolitas de brownie. Repetimos la operación con todas las bolitas para formar nuestras cake pops. Esto es para pegar las bolitas a los palitos y se mantengan mejor.
 
Los volvemos a meter al refrigerador durante una media hora.
 
Aprovechamos para hacer las vallas de galleta. Yo hice "maderita" a "maderita" posiblemente lo más fácil sea hacer las 4 vallas y hornearlas, pero sentí que se me romperían, entonces hice tronquito a tronquito y una vez en frío formé las vallas pegándolas con glasé que preparé con una clara de huevo y azúcar glass. Si quieren pueden ponerle un poco de cacao en polvo para que glasé no quede tan blanco. U otra opción sería pegar los tronquitos con chocolate fundido, pero no lo he probado por lo que no sé si aguantaría. Una vez terminadas las 4 vallas, las dejamos enfriar varias horas o toda la noche.
 
Fundimos chocolate blanco a baño maría y sumergimos el primer cake pop, escurrimos el exceso y decoramos (en mi caso con virutas de chocolate) y en una base poliestireno o un cartón de huevos donde podamos clavar las piruletas. Si hace un clima cálido lo mejor es irlas metiendo al refrigerador conforme las vayamos haciendo.
 
Yo lo que hice fue ir aprovechando el chocolate blanco sobrante, primero le añadí unas gotas de amarillo y así hice la segunda tanta de 4 piruletas, luego le añadí un poco de rojo y así hice las 4 rosas y por último le agregué azul. Como el rosa era muy suave, el color cogió muy bien, sino el resultado hubiese sido lila lo cual hubiera estado también bien.
 
Siempre hay que agregar la decoración antes de que el chocolate se seque. Cuando hayamos terminado podemos meterlas al frigorífico. Ya queda sólo el paso final que es montar la tarta.
 
Sacamos la base, le clavamos las cake pops y por último y con ayuda de un poco de chocolate negro fundido, pegamos las vallas al suelo y apoyamos en la tarta simulando una parcelita.
 
¡¡Listo!! :)